fbpx

Jalife, Caballero & Asociados

 

Mi primer contacto con el tema de propiedad intelectual fue en Panamericana de Patentes y Marcas, entonces decidí dedicarme a esa materia. Abrí mi despacho en 1987, mi primer socio fue Luis Miguel Hernández, después se unió Julio Campuzano Reyes Retana y, en 1990, José Luis Caballero. La firma de varios tratados internacionales con capítulos sobre Propiedad Intelectual y las nuevas Leyes mexicanas de Propiedad Industrial y Derechos de Autor impulsaron el desarrollo del despacho. Hoy, con los nuevos tratados internacionales y la reforma de Ley de la Propiedad Industrial, se repite el escenario de la década de 1980, y nos permite, como despacho, crecer.

Cada tratado que incluya la materia nos obliga a todos los socios del despacho a actualizarnos. La propiedad industrial exige un gran nivel de experiencia; es demandante, dinámica, extraordinariamente desafiante; con novedades a diario y vocación internacional, tiene los tratados internacionales más antiguos. Proteger la creatividad nos compromete a saber qué pasa en el mundo de la innovación.

  • Ver más ...

    Estar al día nos permite tener las estrategias necesarias para enfrentar los litigios de la mejor forma, aunque hemos tenido experiencias decepcionantes. En este sentido, mi mayor frustración es cuando tengo que decir a un cliente que perdimos cuando debimos ganar, porque sabemos que la “derrota” es resultado de la corrupción.

    Si los empresarios se apoyan en la reforma de la Ley de Propiedad Intelectual podrán obtener muchos beneficios. Esta tiene su lado bueno, es muy útil en la creación de nuevas formas de protección; pero también tiene inconvenientes, el sistema es lento, complejo y muy caro; endurece el sistema de oposición, genera notificaciones solo por gaceta. Hoy, un registro de marca más caro y tendrá un efecto adverso. El registro de marca es la puerta de entrada al sistema y cuando se vuelve complejo, difícil, inentendible y se tiene que consultar a un experto deja de ser atractivo. Creo que esta reforma es una trampa, solo busca dar trabajo a las firmas y complica el sistema; contiene decisiones de política legislativa que no tienen explicación. Aunque nos beneficia como despacho, prefiero que mis clientes ganen por explotar su propiedad intelectual.

    Uno de nuestros objetivos es que los clientes hagan de la propiedad industrial la plataforma de explotación para un crecimiento exponencial. Debe cubrir 4 etapas y no limitarla a la protección. Las etapas son: Concebirla desde el diseño de las estrategias empresariales; la protección; la defensa y la explotación. En México tenemos propiedad intelectual muy valiosa que no la explotamos o lo hacemos poco.

    Para Jalife, Caballero y Asociados es muy importante difundir la importancia que tienen las Leyes en las actividades cotidianas de cualquier persona, si entiende la Ley en todas sus facetas y formas, la usará de manera adecuada en lo personal y lo corporativo. Creo que la docencia es un medio para trasmitir conocimientos y experiencia sobre la materia para que los futuros abogados compartan sus conocimientos con todas las personas.

    Sé que las asociaciones tienen una labor imprescindible. La AMPI, aparte de su buena gestión ante la autoridad, es un gestor importante y una alternativa interesante para capacitación de los abogados. Es un agente de cambio en materia de propiedad intelectual.

    Un aspecto importante es que se logre colegiar la profesión, traería varias ventajas, como acreditar un nivel de capacitación suficiente para poder ejercer. Otra sería que los colegios sancionarían las conductas inadecuadas.

    A través de los años he aprendido a emplear estrategias encaminadas a proteger a mis clientes, a ser perseverante, honesto recalcitrante en la práctica, valores que he trasmitido a mis socios. En los litigios hemos hecho valer criterios que han sentado precedente en otros casos y se ha generado jurisprudencia.

    Los cambios en las leyes nos plantea grandes retos a corto plazo: difundir y usar las reformas e instrumentar los tratados internacionales. A mediano plazo debemos desarrollarnos integrando nuevos socios para convertirnos en una firma interdisciplinaria especializada.

    “Los abogados tenemos que aprender a hacer mercadotecnia de manera sutil,  ya que la Ley de Profesiones impide hacer publicidad a los abogados y médicos. Publicaciones como esta son muy buenas para darnos a conocer”.

    Mauricio Jalife es socio de la Barra Mexicana, el Colegio de Abogados, la AMPI y organismos internacionales, INTA, AIPPI, LES. Ha publicado 6 libros y más de una docena de artículos. Participó en el programa de radio Los abogados.

RANKING

Derecho de Concurso e insolvencia - Diamante
Litigio - Diamante

Contáctenos

COMPLETE EL FORMULARIO