fbpx

Claudia De Buen: futura presidenta de la Barra Mexicana Colegio de Abogados

La Barra Mexicana Colegio de Abogados es una asociación civil que tiene 96 años de vida, conformada por 37 comisiones de estudio y ejercicio profesional, cada una dedicada a una materia jurídica y 16 capítulos estatales, por lo que tiene presencia en casi todo el territorio mexicano.

Uno de los pilares más importantes del Colegio es la educación continua, ya que cada comisión sesiona una vez al mes y cada capítulo suele también hacerlo, por lo que al mes tenemos alrededor de 50 sesiones, en las que se abordan los temas de mayor relevancia jurídica de México y, en algunos casos, de derecho comparado, ya que es relevante para los mexicanos conocer tanto las convenciones internacionales que nos obligan, como la forma en que otros países han resuelto algunos temas de gran relevancia.

Los barristas contamos con la defensa de la defensa, que es un servicio fundamental, tomando en cuenta que muchos abogados, carentes de recursos jurídicos para defender su caso y carentes de ética, deciden demandar al abogado litigante, para intimidar y ahí es donde la Barra aparece, defendiendo al abogado en aquellos casos en donde evidentemente se trata de una presión y no de la comisión de un delito.

La Barra otorga el Premio Nacional de Jurisprudencia a aquel jurista cuyas aportaciones al mundo jurídico hayan trascendido de manera importante; el premio probono, a aquel o aquellos barristas que se han distinguido por el trabajo en favor de los más necesitados y, por último, la medalla al mérito barrista, a aquel abogado que se haya desempeñado en favor de nuestro gremio pero, sobre todo, del Colegio.

Ser barrista te da pertenencia, fraternidad, solidaridad, intercambio de ideas y hasta la posibilidad de negociar los asuntos de la mejor manera posible para los clientes, si tu contrario es otro abogado barrista.

La Vicepresidenta Claudia de Buen sostiene que: La justicia en México es un tema pendiente, hay corrupción y falta de compromiso por parte de algunas autoridades y tristemente los abogados tampoco hemos abonado como gremio para que esto mejore, hasta hace unos años que nos hemos convertido la Barra y los principales colegios, en entes observadores del respeto al estado de derecho, y por ello nos hemos tornado en momentos en un ente incómodo para muchos, pero necesario para la sociedad.

El sistema judicial está rebasado, en materia civil y familiar, entran alrededor de 2000 asuntos por año a cada Juzgado, aunados a los que ya de por sí vienen arrastrando de años anteriores, lo que genera una bola de nieve imparable.  Es fundamental promover los medios de justicia alternativa, tales como la mediación, la colaboración, el arbitraje, la negociación, etc., que lleven a las partes a resolver de la mejor manera posible los conflictos, y no saturar los juzgados con todo tipo de juicios que, en muchos casos, son estrategias que usan los abogados para ganar tiempo.

Los barristas nos regimos por un Código de Ética, que nos obliga a tener un comportamiento lícito y digno, y debemos abonar cada día a que el Poder Judicial trabaje de la mejor manera posible y no obstaculizar su desempeño a través de mociones innecesarias.

 

La entrevista continúa…

 

La carrera de Derecho es la más bella porque te llena el espíritu, porque te satisface, porque es un reto que debes vencer y porque es vigente en todos los sentidos.

A las futuras generaciones les aconsejo que cuiden con quien van a trabajar en los despachos o para quienes trabajen estén colegiados, se rijan por un código de ética, no corrompan autoridades y sean estudiosos y profundos en los temas que les son sometidos.  Deben de tener en cuenta que de ellos depende el futuro y que México tiene que cambiar.  Que el Poder Judicial debe de estar a la altura de un país próspero.  Que se colegien para que tengan esa pertenencia y sentido de compañerismo que tanto evocamos los abogados.

Les recomiendo que estudien mucho y siempre, ya que el derecho es dinámico y vale la pena que estén enterados de los criterios más progresistas.  Es fundamental hacer también una buena argumentación jurídica.

Ser la primera mujer Vicepresidenta y la primera que va a llegar a la Presidencia, no nada más es un gran honor que me han conferido mis compañeros barristas, sino una enorme responsabilidad tanto con el Colegio, como con todos los socios, debido a que es el primer gran paso que damos para lograr una integración total.  El que yo haya llegado a este cargo significa que nuestro Colegio está a la vanguardia, que está cambiando y está a la altura de cualquier asociación profesional en el mundo, que no cuestionan el sexo de la persona, sino la capacidad para desempeñar ciertos niveles y ello tiene que ser un ejemplo para las demás instituciones profesionales de este país.