fbpx

106 años formando abogados de excelencia académica

Desde su fundación, en 1912, la Escuela Libre de Derecho nace con la intención de ser, como su nombre lo indica, Libre, Autónoma, no depende de factores políticos ni gubernamentales.


“Somos una escuela que mediante un decreto presidencial, y después a través de un amparo de la Suprema Corte de Justicia, podemos determinar nuestros planes y programas de estudio”, informa el Lic. Ricardo Silva, rector de la Escuela Libre de Derecho. “Esto nos ha llevado a un sistema académico forjado a principios de 1900 en la oralidad, misma que está ligada a un esquema de anualidad, generan dos características en los alumnos: capacidad de disciplina y estudio constante y, capacidad deductiva”, explica.


Los alumnos de esta Escuela son examinados anualmente, lo que los obliga a disciplinarse durante todo el año a fin de capacitarse y estar en contacto con su profesor para al final presentar un examen que puede durar entre media y una hora con tres sinodales; en este el alumno podrá defender que es lo que conoció y aprendió durante todo el año, esto les brinda también una capacidad deductiva.


La Escuela Libre de Derecho, tal y como se le conoce actualmente, es el resultado de una escisión de la Escuela Nacional de Jurisprudencia; fue fundada por los alumnos y para los alumnos por lo tanto se ha mantenido con un rigor y una excelencia académica de más de 100 años con la visión de aportar a la sociedad espacios y oportunidades a aquellos que lo necesitan con un costo accesible”. Su principal fortaleza es, precisamente, generar en los alumnos capacidad de raciocinio, silogismo, lógica deductiva, en donde los egresados se pueden enfrentar a cualquier entorno y medio, simple y sencillamente por su esquema formativo.


“Tenemos especialización en ciertas materias pero lo cierto es que el egresado de La Libre de Derecho tiene la capacidad de resolver el problema en el momento que se presenta, a pesar de no haber visto el tema, materia o situación específica en los cinco años de la carrera”, asegura el Lic. Silva.


“La proyección de La Libre a mediano plazo es seguir fortaleciendo la deuda que la escuela paga a la nación; me refiero a que hubo una confianza por parte del estado mexicano hacia La Libre para dar acceso a la buena formación jurídica a los alumnos, y eso lo hemos pagado año con año con excelencia académica a quien lo necesita”. Refiere el docente que “somos una escuela con instalaciones de primer nivel y tratamos de dar lo mejor con una colegiatura económica; buscamos seguir manteniendo esa condición; ofrecemos una biblioteca histórica con toda la innovación tecnológica”.

Abogados del Milenio


“Entendemos que cada uno de los preparatorianos que llegan ya traen una mentalidad distinta; hay quien habla de la generación millennial, quien de la generación X, y quien de la Z. Tenemos el reto de entender psicológica y pedagógicamente estos perfiles de alumnos y ayudarlos a potenciar sus capacidades dentro del sistema básico y elemental de la escuela en oralidad y anualidad”.


El rector de la Libre de Derecho apunta, a largo plazo, a seguir pugnando y buscando la capacitación humanista, es decir, el lado humano de lo que significa ser un abogado, un defensor de los derechos humanos o un defensor de los clientes de forma específica. “Ese sentido humano de lo que verdaderamente es la justicia nos da mayores elementos para tomar una determinación certera en un aspecto jurisdiccional o corporativo”, refiere el Lic. Ricardo Silva.


“El tipo de exámenes que aplicamos favorece que haya una cercanía brutal entre profesores y alumnos, ese contacto humano es fundamental. Finalmente, no solo somos una escuela económica sino que también tenemos a más del 15% de los alumnos becados en más del 90%. Hay algunas becas al 50% o al 40% pero además estamos trabajando con la Fundación Fausto Rico y la Fundación Bancomer que nos mandan cierto número de alumnos que suben el porcentaje de becas de un 30% a 35%”, concluye el académico.

“Ese sentido humano de lo que verdaderamente es la justicia nos da mayores elementos para tomar una determinación certera en un aspecto jurisdiccional o corporativo” Lic. Ricardo Silva