fbpx

La pasión por el derecho y el interés por explorar nuevos horizontes motivó a los abogados Mtro. Luis Fernando Palomino Bernal, Mtro. Juan José Flores Manríquez, Mtro. Miguel Hernández Quezada y Mtro. Óscar Javier Palomino Bernal a emprender su propia firma: Palomino, Flores, Hernández Abogados, especializada en Litigio de Alto Impacto e Insolvencia.

Fundada en 1982, la Firma Pinto & Shehoah Abogados ofrece servicios personalizados y profesionales con una reconocida experiencia en diversos campos del Litigio. El Despacho ha ganado terreno gracias al nivel de exigencia con el que se desempeña cada uno de sus colaboradores, para actualizarse y obtener los mejores resultados en beneficio de los clientes. A lo largo de treinta y ocho años, sus socios, asociados y demás colaboradores han enfrentado diversos retos tanto a nivel legal como con las autoridades.

Hace nueve años, se fundó el despacho especializado en Derecho Administrativo y Fiscal. El reto: abrirse paso en un terreno poco explorado por los abogados multidisciplinarios.

Celebrando con éxito su quinto aniversario, Romo de Vivar V.IP Services ha forjado desde su fundación, en octubre de 2015, una serie de valores jurídicos, principios éticos y la idea fundamental de integrarse como un Despacho innovador enfocado a la total satisfacción del cliente. “Encontramos la fórmula que nos funciona, damos a nuestros clientes el servicio que nos gustaría recibir”, señala la Lic. Vianey Romo de Vivar, Socia Directora.

Practicar la excelencia es una tradición que Santamarina + Steta ha enfatizado con orgullo a lo largo de setenta años.

Con un historial de casos de gran envergadura, el Lic. David Rajunov Djaddah decidió independizarse de los grandes despachos para dar pie a RL&A Abogados, una Firma joven enfocada al Derecho Corporativo e Inmobiliario.

YG Consultores es una firma multifacética con alcance global. Con una visión de la industria financiera, cultura empresarial y redes estratégicas, ven la ley desde distintas perspectivas para conectar a sus clientes con las personas, los recursos y las soluciones que necesitan. Sus unidades de negocio son: Medios de Pago, PLD y FT, Compliance, Autorizaciones y certificaciones, así como Ecommerce.

La Firma Yasser Martínez & Garcés Echeverría Abogados, S. C se caracteriza por brindar a sus clientes el servicio legal basado en la confianza, comunicación y honestidad; conceptos que han sido pilares para sustentar su dominio en el área Penal por más de diez años.La confianza de sus clientes la han ganado gracias a que todos los asuntos que llegan a su Despacho los atienden personalmente;  es decir, trabajan hombro con hombro con el cliente.“La gente que tenemos como clientes realmente confían en nosotros. Nos llegan a ver como amigos. Aquí no se dice lo que el cliente quiere escuchar, aquí se dice absolutamente la verdad”, afirma el Lic. Marco Antonio Garcés Echeverría, socio fundador.

A 108 años de su fundación, la Escuela Libre de Derecho vive hoy una transición sin precedentes derivado de la pandemia por COVID-19. El Mtro. Ricardo Antonio Silva Díaz, Rector de la ELD, asegura que ha sido todo un reto adaptar las necesidades pedagógicas y económicas, pero sobre todo el incorporar las nuevas tecnologías en favor de su método de enseñanza.

Cerca de una década lleva Lammoglia Abogados asesorando a sus clientes en Consultoría, Litigio y Políticas Públicas. La Firma la encabeza el Lic. Franco Lammoglia Ordiales, socio fundador. Actualmente cuentan con una asociada, la Lic. María Fernanda Hernández Garibay Carrillo, tres abogados encargados en sus áreas de especialidad y un abogado of counsel al frente del área Corporativa, el Lic. Manuel Pérez Suinaga.

En 1992, 3 socios fundaron la ahora prestigiada firma, iniciando una aventura con la convicción de que sería su proyecto de vida profesional y lo cumplieron.

El sistema de justicia penal de corte acusatorio en México avanza y sigue en construcción. Día a día los operadores van ganando conocimiento y experiencia. Por otro lado, motivado por el desconocimiento del mismo, o por razones aparentes que lo que buscan es suplir deficiencias propias de las instituciones involucradas en su operación, particularmente la policía y los ministerios públicos, claro está, con muy honrosas excepciones; algunos miembros de poder judicial que en realidad nunca se han preparado seriamente y siguen sin conocer como se debiera el modelo procesal acusatorio que tenemos; falta de mejor apoyo a las defensorías públicas y un ejercicio profesional de más altura en las defensas privadas, propicia el crecimiento de críticas al mismo y despierta el deseo de desterrarlo para revivir las viejas épocas del mero trámite y de la corrupción galopante en una impartición y administración de justicia que lo que menos que tenía era transparencia y lo más, un desprecio por los derechos humanos que para los opositores no es sino sinónimo de estorbo y hay que sacrificar.